Daniel Rangel Barón | Tecnología vs Enfermedad.

Tres nuevas tecnologías médicas que alargarán nuestra esperanza de vida y cambiarán la forma en que vemos las enfermedades crónicas.

Nanotecnología vs cáncer.

La Georgia Tech’s School de Atlanta ha llevado a cabo una nueva investigación en la que frena la propagación de la células cancerígenas (metástasis).

El proceso consiste en inmovilizar los filopodios, que es por medio de lo que se trasladan las células cancerígenas, y así detener el crecimiento de tumores. Para eso se utilizan nanopartículas de oro que son calentadas para derretir partes importantes de las células infectadas, y este unido a otros procedimientos conllevaría a curar la enfermedad.

Robots cirujanos.

Otra de las nuevas tecnologías consiste en utilizar robots para procedimientos quirúrgicos. En varios países del mundo ya existen estos sistemas desde hace años y operan con regularidad y eficacia. Este procedimiento aún no es autónomo, pues debe ser manejado por un profesional certificado, por eso sus costos superan solo un poco al que se paga por métodos tradicionales.

Uno de los mejores ejemplos de este desarrollo es el Sistema Quirúrgico Da Vinci y el robot cirujano STAR que logró de manera exitosa saturar el intestino de un cerdo vivo.

Inteligencia artificial

IBM creó a la inteligencia artificial llamada Watson para determinar y desarrollar los tratamientos más eficaces a ciertas enfermedades.

Intel también presentó, junto a Alibaba, un concurso para desarrollar un logaritmo que pueda leer datos médicos y dar diagnósticos. The Tianchi Healthcare AI Competition sirve la detección de cáncer de pulmón. Esta IA podrá utilizarse para predecir eventuales efectos colaterales de fármaco, a partir de una minima cantidad de información.

Estas tecnologías no pretenden sustituir a los médicos, al menos no en un futuro cercano, todas necesitan ser supervisadas por profesionales y solo aseguran mayor precisión que la mano humana. Eventualmente serán utilizadas para que los médicos operen y diagnostiquen desde cualquier lugar del mundo, así su médico de confianza podrá realizar el tratamiento desde otro continente mientras usted no abandona la comodidad de su hogar.