Daniel Rangel Barón: La hemodiálisis ¿Qué es?

Los fallos renales son unas de las enfermedades crónicas más comunes que pueden afectar a la población. Su tratamiento resulta bastante delicado, puesto que requiere un trabajo disciplinado y consecuente tanto del paciente como del centro donde se practique. Recordemos que los riñones cuando están sanos filtran la sangre y eliminan el exceso de líquido, los minerales y los desechos, además, también producen hormonas que ayudan a mantener los huesos fuertes y la sangre en óptimo estado.

Daniel Rangel Barón: La hemodiálisis ¿Qué es?

Daniel Rangel Barón: la hemodiálisis es el tratamiento indicado para hacer frente al fallo renal. 

Por eso, cuando los riñones fallan, los desechos se acumulan y surgen una serie de complicaciones, como aumento de la presión arterial, por ejemplo, o retención excesiva de líquido y una producción insuficiente de glóbulos rojos. Cuando este fallo se da, es necesario un tratamiento que permita reemplazar la función de los riñones.

Sabemos que en estos casos La hemodiálisis es el tratamiento indicado, pero, ¿Cómo funciona?

La hemodiálisis permite que la sangre fluya, a través de un filtro especial, y una medida determinada. Esta máquina cumple la función de los riñones, es decir, elimina los desechos y los líquidos innecesarios, luego, se filtra esta sangre y se devuelve al cuerpo del paciente, ayudando así a controlar la presión arterial y manteniendo el equilibrio de sustancias químicas en el organismo como el sodio y el potasio.

Este tratamiento, aunque ha sido bastante optimizado, sigue siendo molesto para los pacientes, pues estos pueden sentir que pierden independencia y deben cambiar su rutina diaria para poder asistir a una hora determinada cada cierto tiempo a recibir las terapias.

Daniel Rangel Barón: La hemodiálisis ¿Qué es?

Daniel Rangel Barón: la diálisis peritoneal es una alternativa novedosa que facilita la vida a los pacientes con fallo renal. 

Sin embargo, los constantes avances tecnológicos actualmente permiten que estas terapias se lleven a cabo en casa. Resulta indispensable que tanto el  paciente como su ayudante se capaciten previamente para hacerlo, pero, sin duda alguna, esto puede representar un alivio para los pacientes que podrán realizar su tratamiento  en la tranquilidad del hogar y tener la independencia necesaria para adaptar su nuevo estilo de vida a sus obligaciones.

Por:Daniel Rangel Barón