Daniel Rangel Barón: los retos de vivir con una enfermedad crónica

Daniel Rangel Barón: los retos de vivir con una enfermedad crónica

Daniel Rangel Barón: las enfermedades crónicas son difíciles de sobrellevar, por eso es fundamental el apoyo familiar y la actitud positiva del paciente.

Vivir con una enfermedad crónica representa múltiples retos para quien la padece. No es fácil adaptarse a cualquiera de ellas y mucho menos es un proceso que se logre de forma rápida:  requiere un tiempo de adaptación que puede variar entre las personas y depender del tipo de enfermedad que se padezca, pues hay algunas donde los síntomas pueden ser más fuertes que en otras.

Sin embargo, por más difícil que pueda ser aceptar esa realidad, es fundamental que el paciente que posee  enfermedades crónicas como el asma, la artritis, el SIDA o el cáncer, esté al tanto de su condición y además, logre involucrarse en su tratamiento, teniendo un papel activo en este y preocupándose, además, por conocer cada vez más sobre la condición que padece. De esta manera, la persona se sentirá  más fuerte y se preparará  para las dificultades que le tocarán enfrentar en un futuro.

Daniel Rangel Barón: los retos de vivir con una enfermedad crónica

Daniel Rangel Barón: las enfermedades crónicas son problemas de salud de larga duración que suelen requerir medicación de por vida.

Tener una enfermedad crónica no significa que la vida de la alguien está llegando a su final, aunque, ciertamente, hay enfermedades como el SIDA o el cáncer que pueden precipitar el fallecimiento una persona. Es importante destacar que, a pesar de que los novedosos tratamientos que existen actualmente pueden hacer desaparecer los síntomas provisionalmente, las enfermedades crónicas continuarán presentes en el organismo de la persona y detener su progreso depende de múltiples factores.

También es relevante considerar que este tipo  de enfermedades no afectan la salud solo de la forma convencional, a través de los malestares que provocan, sino que pueden afectar económicamente y emocionalmente a quienes las padecen y a su entorno. Por esta razón,  es fundamental aprender a sobrellevarlas y contar con el apoyo familiar necesario para enfrentarlas con la mejor actitud. 

Por: Daniel Rangel Barón